viernes, 5 de septiembre de 2008

Premio Nobel de Lectura

Casi siempre los grandes premios de la literatura se han ocupado más de los escritores. En ese afán se han olvidado de los lectores, que en el fondo son quienes leen los libros... ¡y los que los garpan! Por eso, pensando en los próximos Premio Nobel, Cervantes o Casa de las Américas, entre otros, me he tomado el trabajo de pensar algunos candidatos a ser galardonados. Así que, anoten señores jurado:
-Al lector que haya podido terminar de leer el "Ulises" de Joyce (y una mención especial para quiénes hayan pasado la página 154).
-Al lector que no se haya replanteado su orientación sexual (o haya aumentado terriblemente su homofobia) luego de leer "El retrato de Dorian Gray" de Oscar Wilde.
-A la mujer que no haya sido golpeada por su marido luego de justificar su infidelidad comparándose con Madame Bovary, el personaje de la novela de Flaubert.
-Al lector que no se haya suicidado luego de leer "El lobo estepario" de Hermann Hesse. Aquí se presenta un problema operativo ya que se corre riesgo de que el elegido para el galardón se pegué un tiro o salte de un quinto piso antes de recibir el premio.
-A los precoces lectores de "Inventa tu propia historia" o "Elije tu propio final" que no hayan desistido en su carrera como lectores luego de leer "Rayuela" de Julio Cortázar.
También algunas menciones especiales para:
-Todos los lectores del libro de Beto Casella (también a quiénes hayan leído al menos una página en alguna librería).
-A todos las mujeres que, cansadas de ser rechazadas por los hombres, se compraron (y leyeron) el libro "¿Qué me pongo?" de Valeria Mazza.
-A los que hayan tenido un cambio espiritual y se hayan encontrado (no cuenta haberse visto en el espejo) luego de leer "El combustible espiritual" del periodista Ari Paluch.
Espero haber contribuido en algo al reconocimiento de los lectores.

2 comentarios:

Lorena dijo...

Yo me voy ganando dos...cuenta el de Wilde si soy mujer?? El de Rayuela me lo gané completito.
Vine, leí y volveré.

Dejo un beso y un "Salut"

Anacoreta dijo...

Si, Lorena, no es exlusivo de los hombres plantearse la sexualidad luego de leer Wilde. Pobre tipo, lo acusaron de corromper a los jóvenes...
En cuanto a Rayuela, yo pude finalizarlo aunque alguna parte del premio me pertenece ya que en mi primer intento no entendi un carajo eso del orden alternativo de los capítulos y tuve que desistir. Eso por no leer el prólogo. De ahí podría crearse un nuevo premio a los lectores que siempre leen el prólogo antes de leer el libro... ¿ese te lo ganas?