lunes, 5 de julio de 2010

Como pompas de jabón


“Estoy muy solo y triste acá en este mundo de mierda”. Así empezaba “La balsa”, canción que compusiera Tanguito, juglar porteño y pionero de nuestro rock, a finales de los años 60. Si bien esto no tiene nada que ver con la pronta eliminación argentina del mundial y sus jugadores probablemente jamás hayan escuchado hablar de Tanguito (para felicidad de Lito Nebbia que le afanó el tema al joven y pobre de Ramsés VII), cuidado, estas líneas también sirven para comprender el triste fracaso del seleccionado de Maradona. La desazón en el rostro de Messi, el llanto de Burdisso y Maxi Rodriguez (los únicos dos que se mostraron llorando tras la derrota), el conmovedor abrazo de Maradona con Dalma, son la síntesis de la frustración de todos los argentinos. Todos nuestros sueños y esperanzas de golpe se derrumbaron como débiles castillos de naipes o, en versos de Charly García, como pompas de jabón.
Pareciera que hubieran pasado siglos desde el partido inicial contra Nigeria donde se empezaron a tejer las esperanzas que los alemanes hicieron trizas en dos minutos. Así como cuando uno está enamorado todo gira alrededor de esa persona, durante el Mundial lo único que importa es el fútbol. Los goles de los de Loew, parecido a un cross a la mandíbula de Muhamed Alí, nos despertaron. O nos nockearon, más precisamente. Y no es muy lindo despertarse con un knock out. Hace un par de días éramos los mejores (pese a lo sucedido en las eliminatorias), parecía que nadie era capaz de frenar a nuestros hábiles delanteros, la mística de Diego iba a de una vez por todas devolvernos al podio, Messi iba a despertarse del letargo y mutar en un superhéroe para sacarnos campeones. Pero nada de eso sucedió. El D.T parece no haber estado a la altura de las circunstancias. Los abrazos y arengas constantes no fueron suficientes para ganarle al primer rival de jerarquía que nos cruzamos. El planteo táctico de Loew, que al lado del look ancestral de Maradona parece un beatnik o un mod de los años 60, dejando pasar al ataque a los picapiedras de Heinze y Ottamendi por los costados y contraatacando con sus rápidos delanteros fue ignorado por Maradona que, además, esperó hasta el minuto 25 del segundo tiempo para meter un cambio. La entrada de Clemente Rodriguez era cambio obligado desde el minuto diez hasta para mi vieja, que además estaba indignada porque no jugó Verón. Pero no nos vamos a poner a hacer análisis tácticos ahora.
Lo que más sorprendió es la frialdad de Messi, que fue de mayor a menor en el torneo, para afrontar las instancias decisivas. Además de vivir un par de años en Argentina, a Messi le hace falta urgentemente escuchar a Frank Zappa. Alguien tendría que avisarle que la banda de los hermanos Galagher se separó y hacerle el favor de alcanzarle algún disco del multi-instrumentista. Lo que le falta es un poco de rebeldía, esa cosa que hace que no te deprimas en situaciones adversas, donde un gran jugador se supone que tiene que brillar y ponerse el equipo al hombro. La letra de “My guitar wants to kill your mamma” le haría muy bien. Es sobre un tipo qe le gusta una mina y los padres de ella no quieren saber nada con él. Dicen que tiene el pelo largo, que es sucio. En definitiva, que no es para ella. Entonces el tipo va y les estampa una guitarra en la cabeza. Algo así debería hacer Messi en la cancha. En cambio, sigue mostrando esa imagen anodina que no dista mucho de la del 2006 cuando comía pastitos en el banco mientras nos mandaban a casa.
Dream is over. Otra vez los alemanes nos mandan a casa. Esta vez sin machete, pero con una efectividad en ataque que como no podía ser de otra manera, teniendo en cuenta la historia alemana, los convierte en un equipo letal. No tengo mucho más para decir. Que el 8 de Alemania se parece a Kirchner es un dato que no puedo dejar pasar. Después, hay que volver a la vida. Habrá que buscar alguna otra cosa para hacer. Algunos tendrán que tirar sus televisores por la ventana. Ya va a aparecer otra esperanza, algo que nos ayude a hacer más soportable esta triste existencia en este mundo que, como dice Tanguito, es una mierda.

5 comentarios:

mauro Klem dijo...

verdad, el 8 es igual a Nestor. habria q avisarle a 678

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
flandorsio dijo...

Muy bien puesto el título, muy oportuno. Es verdad eso, siempre nos agrandamos con la idea del '86 y que esta vez si se puede, dejamos de lado todas las críticas que le haciamos a maradona y no veíamos que no estában jugando tan bien. Pero bueno, el opinar de fútbol no es mi fuerte.
Más allá del mundial, como siempre, muy bien redactado.
Abrazo

VF dijo...

La rompida de culo de los alemanes, dolorosa y sin vaselina, nos saca del letargo fantasioso en el que estábamos sumidos. Me dirás que raro JD usted que bancaba a Maradona. Una cosa no quita la otra. El problema no es solo de Maradona, sino de los argentinos y del deporte argentino en particular. Siempre le heroica, si los pumas ganan son HEROES, si Gaudio gana el Roland Garros es una hazaña. Nunca el triunfo deportivo es producto del entrenamiento y disciplina a la que un deportista se debe someter. Todo lo contrario a Alemania: entrenamiento, disciplina, juego en equipo. No por nada nos cagaron a goles, nos golpearon como TYSON. Contra cualquier otra selección nos hubiera ido mejor. Pero Alemania es la antítesis nuestra. Alemania es la NEMESIS de Argentina. Como vos decís: somos pompas de jabón, ilusiones, ilusiones, y más ilusiones. Las ilusiones, según el Zen, son el enemigo de la ILUMINACION, de la Paz y de la tranquilidad, las ilusiones traen miles de problemas. Entonces no coincido en buscar una nueva ilusión (ese fue el mensaje de De Narvaes por twitter, cito a LN: Francisco de Narváez también se expresó en Twitter. Lo hizo con su habitual tono de campaña: "Se rompió una ilusión, ahora vamos por otra. Vamos Argentina", escribió. ) las ilusiones traen desilusión. No será hora de comenzar a trabajar sobre real? A tratar de sacar la mierda en vez de ponernos perfume en la nariz y mirar para arriba? Quizás no. No sé. No tengo la respuesta. Lo seguro es que mientras más se viva en la ilusión mas mierda se va juntar.

Buen post. Tal cual, a messi le falta rock. Algo así pone el dibújate Diego Pares en http://diegopares.blogspot.com/

El anacoreta dijo...

genial JD, usted deberia tener un blog.

"No será hora de comenzar a trabajar sobre real? A tratar de sacar la mierda en vez de ponernos perfume en la nariz y mirar para arriba? Quizás no. No sé. No tengo la respuesta. Lo seguro es que mientras más se viva en la ilusión mas mierda se va juntar."

pienselo, un lugar donde desatar su ira contra antiperonistas, contras de maradona, Clarin, Campanella, etcétera.

Por el momento, su intervencion en este blog es siempre bienvenida, y si es con polemica mejor.

M.B.P